Estás aquí
Inicio > Apps > Aplicaciones para moverse por la ciudad

Aplicaciones para moverse por la ciudad

Ahora que el grupo PSA (Peugeot y Citroën) acaba de lanzar a las calles de Madrid el servicio de coches eléctricos compartidos creado a imagen y semejanza de Car2Go (del grupo Daimler AG), aprovechamos para analizar las diferentes formas de moverse por la capital a día de hoy, alternativas todas ellas al tradicional transporte público o taxis.

Moverse en bicicleta

Las formas de compartir transporte en Madrid han ido evolucionando en los últimos años. El primero en llegar, que ya supuso una pequeña revolución fue BiciMAD, el alquiler de bicicletas eléctricas propulsado por el Ayuntamiento. Llegó a la ciudad en el año 2014, a imagen de lo que ya ocurría en otras ciudades españolas, pero con una novedad: en este caso se trata de bicicletas que cuentan con una pequeña batería que ayuda a la pedalada, haciendo más fácil su uso en las distintas cuestas que se encuentran por el centro. El sistema cuenta actualmente con un total de 2.028 bicicletas y 165 estaciones de carga. El sistema es un muy sencillo: en su web, en su app o en el teléfono 010 el usuario puede solicitar una tarjeta que deberá cargar con saldo para poder realizar un alquiler. El coste del abono anual es de 25 € si el usuario no es propietario de un abono de transportes y de 15 € si dispone de uno. A partir de ahí, el coste por usar el servicio es de 0,50 € la primera media hora y 0,60 € la siguiente. Existen una serie de bonificaciones haciendo una reserva previa en la app o cogiendo la bicicleta en una estación que tenga muchas existencias o devolviéndola en una que tenga pocas. También existe otra forma de uso, con una tarjeta ocasional con la que se pagan 2 € por la primera hora y 4 por la segunda.

BiciMAD cuenta más de 2.000 bicicletas en Madrid

El servicio arrancó con bastante fuerza y en julio de 2015 contaba con 51.000 usuarios del abono anual, pero desde el principio, el servicio sufrió varios actos de vandalismo, robos de bicicletas y mal uso de las estaciones de carga que terminaron con la tercera parte de las bicis inutilizadas. En la actualidad, la Empresa Municipal de Transportes se ha encargado de la gestión del servicio y ha instalado sistemas antivandálicos y cámaras en las estaciones de carga para evitar ésto.

La revolución llegó con el car-sharing

Sin embargo, la principal novedad llegó con Car2Go, que aterrizó en Madrid en noviembre de 2015. En la actualidad, la flota consta de 500 vehículos eléctricos Smart que están aparcados por la almendra central en el interior de la M30. El sistema es sencillo: el usuario debe registrarse previamente en la web o en la app y después tendrá que pasar por una autoescuela Gala para mostrar su carnet de conducir y validar así el registro. A partir de ahí, mediante la app, simplemente hay que localizar dónde está el coche que queremos alquilar y reservarlo (un máximo de 20 minutos) o directamente abrirlo y empezar a conducir. Al llegar al punto de destino el usuario aparca el coche en una zona pintada de azul o verde (zonas SER) y listo. No hace falta poner ticket ni nada parecido. Darse de alta en el servicio tiene un coste de 9 € y el precio por minuto es de 0,19 € o 59 € por día. Un precio de un trayecto medio, con tráfico normal, suele salir por unos 2,5 €. Teniendo en cuenta que el billete de metro o autobús urbano mínimo es de 1,5 y que en el Smart pueden viajar dos personas es un servicio realmente útil y económico.

Emov, el servicio de car-sharing del grupo PSA

Emov ha sido la contestación del grupo PSA a Car2Go. Se trata de un servicio idéntico al anterior. Misma forma de funcionamiento y mismos precios, pero cuenta con dos ventajas: la primera es que no hace falta buscar una autoescuela para validar el carnet de conducir. Se hace todo online lo que nos ahorrará bastante tiempo. La segunda, y más importante, es que los coches tienen capacidad para cuatro personas, en lugar de las dos plazas de los Smart. A cambio, un solo inconveniente: los coches son más grandes, lo que nos dificultará un poco más la búsqueda de una plaza de aparcamiento en destino. Emov además, tiene una zona de cobertura un poco más amplia. Al interior de la M30 se le añaden algunos barrios como Pinar de Chamartín, Arturo Soria, Barrio de la Concepción y Herrera Oria y además el tiempo de reserva es de 30 minutos en lugar de los 20 de Car2Go. La flota de vehículos también se compone de 500 coches.

¿Cuál elegir de los dos? Muy sencillo, lo mejor es contar con ambas aplicaciones y elegir en cada momento el que más nos convenga, bien porque tenemos cerca ese coche a la hora de cogerlo o bien porque queremos mover a cuatro personas en lugar de dos. Por lo demás, los servicios son idénticos.

Lo último: el moto-sharing

eCooltra, el moto-sharing ha llegado a Madrid y Barcelona
eCooltra, el moto-sharing ha llegado a Madrid y Barcelona

Mientras se decide si entra o no un tercer operador de car-sharing (DriveNow, de BMW) ha aparecido otra opción también muy golosa: eCooltra. Una vez más, se trata del mismo sistema de vehículo compartido, pero en esta ocasión se trata de un ciclomotor eléctrico. Cuenta con una flota de 150 motos marca Govecs que está limitada a una velocidad máxima de 45 km/h. Para usarlas no necesitarás llave (se arrancan con la app) ni casco. Encontrarás uno bajo el asiento.

El ámbito de uso de eCooltra es bastante más restringido que los servicios de car-sharing yendo desde el estadio Santiago Bernabéu por el norte hasta Atocha por el sur. El sistema de utilización sí que es idéntico al de Emov y Car2Go aunque resulta un poco más caro: 024 €/minuto. También hay que tener en cuenta que los desplazamientos en moto y aparcarla es mucho más rápido que en coche, con lo cual, una trayecto medio puede salir más o menos al mismo precio que con los anteriores. El servicio está disponible desde las 6 de la mañana hasta la 1 de la madrugada.

Servicios de chófer: Cabify y Uber

Uber incorporó recientemente la nueva gama Tesla
Uber incorporó recientemente la nueva gama Tesla

Por último, quedan los servicios de alquiler de coche con conductor. Dos son las apps que se reparten el pastel ahora mismo en Madrid: Cabify y Uber. Ambas presentan una app muy semejante. Mediante el smartphone, solicitas que un coche te pase a recoger o lo reservas. La indicas el punto de partida y el punto de destino y la propia aplicación te calcula el precio. Al terminar el servicio, no pagas directamente al conductor, sino que también lo haces a través del teléfono. Lo más cómodo por ambas es el hecho de poder saber en todo momento dónde está el coche que viene a buscarte y cuánto va a tardar y por supuesto el no tener que llevar dinero en efectivo para pagar la carrera.

En el caso de Uber, puedes elegir entre un coche normal o un Tesla eléctrico. En el caso de Cabify tienes más variedad y puedes escoger entre uno normal, eléctrico, de lujo, con mayor capacidad o moto. En función de tu elección y del tiempo y kilometraje variará el precio. El principal problema de ambas es que tienen una tarifa mínima bastante costosa, aunque el precio final a pagar suele ser casi siempre más económico que un taxi.

El taxi, método tradicional

Ante la amenaza de la competencia, los taxis de Madrid se han puesto las pilas y han comenzado a lanzar una serie de apps que ofrecen servicios parecidos a Uber y Cabify. La compañía Tele Taxi, por ejemplo, ha firmado una alianza con la francesa eCab para contar con una aplicación muy similar a las anteriores que permite conocer el tiempo estimado de llegada del coche así como pagar vía app. Algo parecido a lo que ofrece MyTaxi, PideTaxi o Taxi Ya! si bien en las dos últimas no es posible pagar el servicio por la aplicación, con lo que pierde totalmente su utilidad.

Conclusión final

¿Cuál es el mejor servicio para moverse por la ciudad? La respuesta es muy simple: depende. Depende de. trayecto que vayas a hacer, del tráfico que haya en cada momento, de la disponibilidad o no de coches de alquiler cercanos… Son tantas y tan variadas las opciones que nosotros lo tenemos claro: instálate todas las aplicaciones que te interesen en tu smartphone y valora en cada momento cuál usar.

Deja un comentario

Top